Rolex

Todos los relojes son realizados a mano por trabajadores, con un monóculo, indispensable para detectar cualquier brizna de polvo. El mecanismo de cada reloj debe ser exacto y no debe retrasarse más de 4 segundos al día. La mayoría de las 230 piezas del mecanismo de un reloj están pulidas o decoradas a mano. Es un siglo de gran perfeccionamiento que da fama a la casa. Así ROLEX emplea el principio de la escasez y no duda en disminuir su producción: por ejemplo, para obtener un cronómetro Daytona en versión acero, ¡hay que esperar más de un año!

Mostrando todos los resultados (4)